colchones

Colchones de segunda mano: ¿merece la pena?

Colchones de segunda mano ¿merece la pena?

Esta es una cuestión que preocupa a muchas personas y usuarios. ¿Merece la pena comprar colchones de segunda mano? A continuación, trataremos de dar explicación a este asunto.

En cualquier caso, debemos recordar que los colchones son elementos muy personales que deben ser de calidad y estar siempre bien cuidados. Nuestro bienestar va a depender en gran medida de que tengamos un sueño y un descanso adecuados, y en eso, la cama, es clave.

La compra de segunda mano

No somos de esas empresas que están en contra sistemática de la segunda mano por norma. De hecho, hay muchos productos que pueden ser adquiridos gracias a darles segundas vidas, sobre todo en tecnología, lo que reduce la huella del ser humano, favorece el reciclaje y contamina menos.

Ahora bien, ¿es el colchón algo que se pueda reutilizar y que merezca la pena comprar de segunda mano? A nuestro juicio profesional, la respuesta es clara: no.

Colchones de segunda mano: ten mucho cuidado

Un descanso adecuado es algo clave y necesario para el bienestar de cualquier ser humano. Para ello, un colchón ya usado podría convertirse en una rémora importante que reduzca tu productividad y tu estado de ánimo.

Dado que hablamos de descanso y de algo muy personal e íntimo, no podemos recomendar que se adquieran colchones que ya han usado otras personas.

Recordemos que, aunque los colchones comercializados son cada día de mayor calidad, también hay que apuntar que van adquiriendo olores, formas y personalizaciones de quienes los usan.

Así pues, no es lo mismo utilizar un colchón de forma puntual en una casa de alquiler o en un hotel que en tu propio hogar, en el que lo vas a usar a diario durante muchas horas.

Tampoco podemos saber qué uso se le ha dado a un colchón previamente a que lo compremos. Si han dormido niños en el mismo, podría contener restos de sustancias poco agradables, como es el pis, pues muchos pequeños no controlan sus esfínteres hasta estar bien desarrollados. También podría haber dormido ahí alguien con sobrepeso, por ejemplo, lo que tal vez lo haya deformado un poco.

Pero esto son solo ejemplos de lo que podría haber sucedido sobre un colchón de segunda mano.

Qué le pasa a un colchón de segunda mano

Un problema grave que tiene un colchón con cierto tiempo y que ha sido utilizado de forma reiterada es la pérdida de firmeza. Pensemos en el peso que ha de sufrir cada noche mientras se usa. Es lógico que, a medida que pasan los días, meses y años, cada día ceda algo de sus prestaciones originales.

En cualquier caso, hoy en día se diseñan colchones de calidad extra. Así que, por ejemplo, un colchón transpirable y antibacteriano, facilitará que no proliferen ácaros y bacterias, evitando problemas de salud, respiratorios o relacionados con las alergias.

No obstante, por bueno que sean el colchón de segunda mano que se adquiere, si está sucio, poca solución tiene más que lavarlo. Aun así, hay cierta suciedad interior contra la que, pasado un tiempo, es difícil luchar, por eso, aunque esté usado, sería ideal que no tuvieran demasiado tiempo, pues hay elementos perjudiciales que no son fácilmente detectables a primera vista.

Deformidades y problemas de los colchones de segunda mano

Las deformidades características son también problemas clave en los colchones de segunda mano. Los hábitos al dormir de la persona que lo ha usado podría provocar que ciertas partes estén resentidas, algo hundidas o con formas no adecuadas a tus necesidades.

No hay que olvidar que cualquier deformación en el colchón va a afectar directamente a la calidad del sueño. Si nuestro cuerpo no está relajado, aparecerán los sempiternos y molestos dolores de espalda, falta de descanso adecuado, problemas óseos y musculares, etc.

Y, además, recuerda que compras un colchón sin garantía. Así que, si luego no te gusta lo que has adquirido, no habrá forma de devolverlo.

En conclusión

Podemos decir sin miedo a equivocarnos que, por economía, ya que el colchón nuevo durará más tiempo, por confort y por higiene, conviene evitar comprar colchones de segunda mano. Ahora bien, la decisión final es tuya.

Recuerda que somos especialistas en colchones y en confort para tu hogar. Así que, si buscas algo que te sirva para ser más feliz en tu casa y para que tu cuerpo y el de tu familia estén siempre en buen estado, echa un vistazo a nuestro extenso catálogo. Aquí encontrarás de todo y para todos. Disfruta hoy del primer día del resto de tu vida plena.

  • 13 tipos de butacas para casa

    Cuando vamos a comprar butacas para casa, no solo nos hemos de preocupar porque sean cómodas, también conviene mirar con

  • Qué es un colchón de grafeno

    Si estás pensando en comprar un colchón de grafeno, es obvio que te preocupa tu bienestar, tu descanso adecuado y

  • Los mejores sofás del momento

    Vas a decorar tu casa… Llegas al salón y piensas… ¿Cuáles son los mejores sofás del momento? ¿Por cuál apostar

  • Colchones de segunda mano: ¿merece la pena?

    Esta es una cuestión que preocupa a muchas personas y usuarios. ¿Merece la pena comprar colchones de segunda mano? A

  • Colchones con base: cuál elegir

    ¿Vas a comprar colchones con base? Pues debes saber cuál elegir antes que nada para no fallar. Así pues, veamos

  • ¿Cómo lavar la almohada? Tips y consejos

    Como ya sabes, la almohada es decisiva junto al colchón para tener un buen descanso. Numerosos estudios confirman que en